¿Es Access un culto?


¿Es Access un culto?

por Chutisa Bowman

Como Facilitadora de Access, frecuentemente me hacen la pregunta “¿Es Access Consciousness un culto?” Esto me impulsó a investigar qué es en realidad un culto y por qué las personas tienen una intensa aprensión y un gran malestar al respecto.

Cada vez que alguien me habla sobre cultos, yo les hago una simple pregunta: "¿Qué es lo que quieres decir en realidad con la palabra "culto"?" He visto que, cuando la mayoría de la gente habla acerca de un “culto", muchas veces piensan en grupos sagrados cerrados dirigidos por un líder carismático con devotos seguidores, cuyas creencias o prácticas son consideradas anormales o extrañas.

Para algunas personas, la palabra "culto" evoca imágenes de personas extrañas vestidas con la cabeza rapada, bailando y cantando en una concurrida esquina de la calle, o una pequeña banda de extremistas atrincherados en una casa de campo a distancia. Se pueden evocar imágenes de un grupo de personas que se aíslan de sus amigos, familiares e incluso de la sociedad, o grupos religiosos que incurren en prácticas peligrosas, criminales, no éticas y retorcidas.

El término "culto" es a menudo utilizado a la ligera por muchos que pueden no estar plenamente conscientes de su significado y connotaciones. La mayoría de las personas creen que un culto es algo negativo que se aleja de los límites de la opinión pública general de lo que es la "norma" o lo que define el "bien social". La concepción negativa de un culto hoy en día implica un grupo espiritual que tiene creencias extrañas, raras o anómalas, que es altamente controlador y se involucra en prácticas delictivas. Muchas de las ideas en torno a la definición de un culto son moldeadas por los medios de comunicación.

Así que, ¿qué es realmente un culto?

En su sentido original, la palabra "culto" no es denigrante. La palabra culto viene del francés culte, y halla su raíz en el latín cultus, que significa "cuidado" y "adoración”. Esa idea proviene del latín cultus: el participio pasado de colere, que significa "cultivar".  La palabra se usa en el sentido de “adorar o dar referencia a una deidad”.  The World Book Encyclopedia explica que "tradicionalmente, el término culto se refiere a cualquier forma de adoración u observancia ritual." Bajo ese criterio, todas las organizaciones espirituales y religiosas podrían ser clasificadas como cultos. Dentro de los textos académicos, por ejemplo, podemos encontrar, con frecuencia, referencias a la iglesia cristiana primitiva como un culto, así como referencias a cosas tales como el culto de la Virgen María. Por el contrario, en el uso generalizado de hoy en día, la palabra "culto" tiene un significado diferente.

Ninguna de las definiciones originales, empero, es lo que la gente está pensando en el momento en que acusan a un grupo de ser un culto. 

Desde mediados de los años 1900, la publicidad sobre los cultos ha alterado el significado del término... a la palabra culto, se le han dado muchas más connotaciones despectivas, negativas y de juicio. Hoy en día, muchas personas utilizan el término para referirse a cualquier movimiento o cualquier grupo que consideren fuera del estándar o peligrosos. Esto incluye lo que comúnmente el orden público considera como cultos peligrosos o destructivos (como aquellos que promueven el asesinato, el maltrato o el suicidio).

Antes de examinar la pregunta “¿Es Access Consciousness un culto?”, refirámonos no sólo a la definición de la palabra encontrada en The Enciclopedia World Book, sino también a lo que dicen los comentaristas líderes en el campo de los cultos y la naturaleza de los movimientos de masas. Uno de estos líderes de pensamiento, Eric Hoffer, autor del libro bestseller “El verdadero creyente”, afirma que “un culto (movimiento de masas) atrae y mantiene a sus seguidores, no a partir de sus doctrinas y promesas, sino por el refugio que ofrece de las ansiedades, la esterilidad y la falta de significado de una existencia individual”. 

No obstante, reconoce que algunos movimientos son buenos y otros no lo son. Hoffer examina únicamente las características y tácticas, no la parte moral del movimiento. El libro investiga la psicología de los frustrados e insatisfechos, que con vehemencia se sacrificarían a sí mismos por cualquier causa que pudiera dar a sus vidas sin sentido algo de significancia. Los descontentos buscan perderse en estos movimientos adoptando esas actitudes fanáticas que son, de acuerdo con Hoffer, fundamentalmente, una fuga de sí mismos. Hoffer destaca que: "Para el frustrado, un movimiento de masas (culto) ofrece sustitutos, ya sea para el ser pleno o para los elementos que hacen la vida soportable, y que no pueden evocar usando sus recursos individuales".

Luego de estudiar el libro “El verdadero creyente”, tuve mayor claridad y consciencia de la distinción principal que aparta a Access Consciousness de lo que comúnmente el público en general, los medios y la legislación definen como culto. Usando la definición de Hoffer, Access Consciousness es lo que él define en su libro como una “organización práctica”. Hoffer describe asimismo el contraste entre una organización practica y un culto, mejor resumido en sus propias palabras: 

“Hay una diferencia fundamental entre aquello a lo que apela un movimiento de masas y aquello a lo que apela una organización práctica. Una organización práctica ofrece oportunidades para el crecimiento personal... Por otro lado, un movimiento de masas (culto) atrae y mantiene seguidores, no porque pueda satisfacer el deseo de desarrollo personal, sino porque puede satisfacer la pasión por la autorrenuncia. Un culto ofrece sustitutos, ya sea para el ser pleno o para los elementos que hacen la vida soportable, y que no pueden evocar usando sus recursos individuales”.

Entre las apreciaciones de Hoffer sobre los movimientos de masa (cultos), encontramos que estos son una válvula de escape para aquellas personas para quienes su propia significancia es exigua a los ojos del mundo y, más importante, en sus propios ojos.

De acuerdo con el punto de vista de Hoffer, Access Consciousness, es ciertamente una organización práctica, ya que trata de facilitar consciencia, sensibilización, conocimiento y desarrollo personal. El objetivo de Access Consciousness es empoderar a los individuos en todo momento a saber que ellos saben, y a que sepan que ellos pueden elegir dar el paso hacia la grandeza que en verdad son. Access Consciousness no ofrece un sustituto para lo que Hoffer describe como “el ser pleno”, porque lo que hace es empoderarte a evocar tus propios recursos, consciencia y saber interno.

Eric Hoffer destaca que una organización es un culto si el vigor de la organización emana de la propensión de sus seguidores a la acción conjunta y el autosacrificio, resumido de una mejor manera en sus propias palabras: “La preocupación central de un movimiento de masas (culto) es fomentar, perfeccionar y perpetuar una infraestructura para acciones conjuntas y autosacrificio... todos los grupos u organizaciones que tratan, de una manera u otra, de crear y mantener una unión compacta  y una  disposición constante al autosacrificio, usualmente manifiestan peculiaridades de un movimiento de masas (culto)”. 

En contraste con lo anterior, el vigor y el crecimiento de Access no dependen de su capacidad para evocar y satisfacer la pasión por la autorrenuncia. En vez de ello, motiva a las personas a generar su prioridad de crecimiento personal. En realidad, inspira a las personas a que estén dispuestas a permitirse a sí mismas ser lo primero y lo más importante en sus vidas, y a dejar de hacer de las necesidades, gustos y deseos de cualquier otra persona una fuente de creación. 

Lo que Access Consciousness hace es proveer herramientas y perspicacia, que empoderan a las personas con la consciencia de que ellos de hecho perciben, saben, son y reciben todo infinitamente. Access Consciousness empodera a las personas a que sepan que ellos siempre tienen elección. Trata sobre tener consciencia, elecciones y posibilidades, no exclusión. De acuerdo con Hoffer, los cultos no pueden hacer eso, porque se destruirían a sí mismos si lo hicieran y permitieran que los individuos tuvieran interés propio, elecciones y consciencia. 

Hoffer estipula en su libro que “un movimiento de masas está destinado a perder demasiado si relaja su compactibilidad colectiva y comienza a tolerar el desarrollo personal como  móvil legítimo de actividad... Lo mismo es verdad para las organizaciones religiosas y revolucionarias: el hecho de que lleguen o no a ser movimientos de masas, depende menos de la doctrina que predican y del programa que proyectan, que del grado de preocupación por la unidad y la disposición al autosacrificio”.

Desde este punto de vista, Access Consciousness no puede tener éxito ni cumplir como culto, ya que no pretende que las personas sacrifiquen su ser o que estén dispuestas a disolverlo, al perder su singularidad individual en pro de un colectivo total compacto. Hoffer enfatiza que, para convertirse en parte del culto y de un grupo compacto, los miembros tienen que privarse de mucho. Un culto exige de sus miembros que renuncien a la privacidad, el juicio individual y, en algunos casos, a sus posesiones individuales. Deben convertirse en seguidores (en los verdaderos creyentes) y vivir sus vidas según el punto de vista de los líderes del culto. Por lo contrario, el fundador de Access no está interesado en tener seguidores. Él está interesado en el empoderamiento y afirma que el hacer que otros lo sigan a uno no es liderazgo. Hay una diferencia entre alguien que está a cargo y alguien que es un líder. Los cultos se hacen cargo de tu vida. Un verdadero líder es alguien que sabe a dónde va y te invita a que te unas, si lo eliges. Y si no lo eliges, es tu elección. 

Además, Access Consciousness no puede propagarse con éxito como culto, ya que alienta a las personas a que perciban, sepan y reconozcan que “nada ni nadie es más valioso que su consciencia y su elección, y, lo más importante, a nunca renunciar a su punto de vista por el de otra persona”. Access Consciousness no requiere que adoptes un punto de vista sobre nada. No requiere que creas nada. Ni siquiera tienes que creer que las herramientas de Access Consciousness funcionan para aprenderlas y practicarlas con éxito. Te facilita para que captes cuál es tu punto de vista, ya que tú eres el único que sabe todo sobre tu vida y lo que es bueno para ella. Access te aconseja que sólo abandones tu punto de vista, si lo ves como una limitación. Access Consciousness no tiene respuestas, sólo preguntas. Access Consciousness te invita a preguntar: ¿Y si el punto de vista que tienes no tuviera que ser una limitación? ¿Qué tal si el punto de vista que tuvieras fuera una posibilidad?

Así que... ¿es Access Consciousness un culto o es una fuente de empoderamiento?